El segundo foro hemisférico del CHDS aborda las próximas elecciones de Nicaragua

 
25 octubre, 2011

El 19 de octubre, el CHDS realizó la segunda en su serie de foros hemisféricos organizado por el profesor Howard Wiarda y moderado por el embajador Cris Arcos. En discusión fueron las elecciones presidenciales y parlamentarias en Nicaragua el 6 de noviembre 2011, y la forma en que sus resultados podrían tener un impacto del hemisferio occidental. El programa contó con tres expertos regionales, cada uno de los cuales compartieron sus puntos de vista sobre las próximas elecciones.

Ex embajador a Nicaragua de los EEUU, Robert J. Callahan describió el contexto de las próximas elecciones dando una breve historia de las elecciones anteriores de Daniel Ortega. En 1990 Daniel Ortega fue derrotado después de haber tenido un bueno desempeño en las encuestas previas a las elecciones. Ortega aprendió de esto-que no puede confiar en las urnas. En las elecciones municipales de 2008, recurrió a votar el robo para asegurar su victoria una señal segura de que el está dispuesto a violar la Constitución con el fin de mantenerse en el poder. Desde el año 2008 Daniel Ortega ha dominado todas las ramas del gobierno en el sistema nicaragüense, dependiendo en gran medido en el crédito, $500 millones anuales en ayuda del gobierno de Venezuela.

El segundo orador fue el Emb. Bosco Matamoros ex embajador de Nicaragua en España y los países nórdicos y el actual asesor en políticas de los EEUU y de asuntos internacionales de la oposición nicaragüense en Managua, Nicaragua. Dijo que cree que las próximas elecciones serán dramáticas. La preocupación de Ortega es que las elecciones parecen ser legítimos a la comunidad internacional, la respuesta tendrá un gran impacto en la situación económica. Ortega puede ser visto como el favorito y los otros candidatos, la oposición, como luchando por el segundo lugar.

En tercer lugar tomo la palabra el profesor nativo nicaragüense Manuel Orozco directo de Remesas y Desarrollo del Dialogo Interamericano. Afirmo que la democracia al estilo del década 1970 llega a su fin, ahora hay un vacío político en el contexto global. La luz política de los actuales líderes está llegando a su fin también. En Nicaragua “todo el mundo quiere ser presidente” y todos se oponen a todos que a su vez se traduce en la falta de una unificación solida de la gente. Prof. Orozco cree que de los candidatos actuales debido a la debilidad de la oposición, Ortega puede ser la mejor opción. Además, el 50 por ciento de la población todavía cree que es “cool”. Además si las protestas por la elección se materializaran él piensa que podrían ser suprimidas por los grupos civiles apoyando Ortega y que el sector privado seguirá siendo complaciente, siempre y cuando las políticas del gobierno le convienen y los impuestos siguen siendo bajos.

Prof. Wiarda recalcó en la falta de Nicaragua de las instituciones y la infraestructura, los puntos débiles de la sociedad civil no oficial o no sandinista y el subdesarrollo del país, considerado como uno de los más pobres en América latina. Nicaragua tiene pocos recursos y siempre será pobre ya sea bajo el capitalismo o el socialismo. Argumentando desde una posición provocadora destinada a estimular la discusión Prof. Wiarda pregunto por qué, en ausencia de la Unión Soviética y la guerra fría, deberíamos seguir prestando atención a la política estratégica y extranjera a Nicaragua.

Las presentaciones fueron seguidas por una sesión de preguntas y respuestas enérgica.